Calefacción

¿Cumple las condiciones de confort térmico su empresa?

Le ayudamos a cumplir la ley 31/1995 de PRL que establece que las temperaturas han de ser comprendidas entre 14ºC y 25ºC en trabajos ligeros. Para ello, contamos con diferentes soluciones en función del tamaño, volumen, aislamiento, proceso productivo, y necesidades de su nave industrial.

  • El calor es inmediato, no necesita precalentamiento.
  • El calor está dirigido, de tal manera que no es necesario calefactar toda la volumetría de la nave.
  • Equipos de bajo consumo eléctrico.
  • No movemos aire caliente ni levantamos polvos.

¿A quién va dirigido nuestro sistema?

A grandes espacios que, debido a la disposición de su nave industrial, no cuentan con un aislamiento debido para épocas invernales.

Calefacción-cerámica-de-onda-corta

A zonas grandes que desean calefactar áreas determinadas de su nave sin necesidad de tener que calentar el resto del volumen.

A aquellos que consideran el ahorro y el cuidado del medio ambiente una parte fundamental de su proceso productivo.

A aquellos que siempre han querido solucionar su problema de frío pero no conocían un sistema que les fuera rentable.

¿Sabías que…?

  • Contamos con equipos que, con un consumo máximo de 4 kW/h, llegan a calefactar hasta 43 m2.
  • Se trata de un sistema que ya han empleado empresas para mejorar su proceso productivo (calentar piezas, secado de pintura…)
  • Contamos con modelos con protección ATEX.
  • Podemos instalar los equipos hasta a 6 metros de altura y que sigan siendo efectivos.

Para darte el mejor servicio, instalamos los mejores productos

Se trata del sistema más eficiente para calefactar zonas determinadas sin necesidad de calentar toda la volumetría de la nave industrial, sólo determinados puestos de trabajo. Conseguimos esta sensación mediante dos sistemas similares.

Calefacción cerámica de onda corta

Con un sistema de funcionamiento basado en el mismo principio que el de la calefacción eléctrica, la calefacción cerámica nos permite realizar instalaciones a mayor altura, que requieran evitar puentes grúa o que, por la disposición de la nave, no permitan instalar en otro lugar. Al igual que el anterior sistema, se calefactan sólo las zonas deseadas, permitiendo ahorrar en consumo y evitando la pérdida de calor. Debido a que el calor pesa menos que el frío, este tiende a subir, perdiéndose por salidas de la nave. Nuestros sistemas de calefacción irradian calor, por lo que evitamos la pérdida innecesaria de energía.

Calefacción eléctrica de onda corta

Llegando a cubrir hasta 43 m2 con una sola unidad, este sistema nos permite calefactar determinadas zonas sólo cuándo y donde lo necesitamos. No requiere precalentamiento, ya que el calor es instantáneo, no genera ruidos, olores ni corrientes de aire y el consumo más elevado de estos equipos es de 4 kW/h. Para calefactar pequeños áreas o puestos de trabajo durante determinados momentos y generando ahorros de hasta un 70% respecto a otro sistemas, la calefacción eléctrica es la mejor opción.